Páginas vistas en total

martes, 8 de octubre de 2013

Quiero






Quiero deshojar tu cuerpo con mis besos, pétalo a pétalo, sucumbiendo al abrazo de tu aroma.
Quiero leerte con mis manos, decodificando cada secreto de tu piel, descubriéndote viva.
Quiero perderme en el laberinto de tus cabellos, cascada que invita a caer en el marfil de tu cintura.
Quiero libar de tu sexo y así sentir el palpitante vaivén de tu pecho -ritmo cadencioso-  en musical orgasmo de dedos crispados.  
Quiero mirarte a los ojos y sentirnos eternos.
(Te) Quiero.

viernes, 4 de octubre de 2013

La mica de tus ojos.






En una plaza violeta sentada en una rosa te vi. El viento se tomaba el trabajo de despeinar, uno a uno, tus cabellos en una brillante cámara lenta. Caminé hacia vos y me alejé cada vez más. Y ahí estabas, tu aroma, una caricia en sepia, me lo dijo. Te susurré al oído palabras invisibles y me senté a tu lado. El sol hizo brillar la mica de tus ojos, las mariposas se posaron en las espinas y formaron flores agitadas.
No nos tocamos, nos sentimos.
Vos allá, yo acá.
Como debe ser, como no queremos que sea…

Preguntas





¿De qué manera la pena deja de ser un lastre para convertirse en una amable compañía?
¿Dónde está Dios cuándo el Diablo lo necesita?
¿Un poema de un solo verso será un uni-verso?
¿Por qué cuando encontramos una respuesta enseguida buscamos otra pregunta?

Dos en uno.



 Seres



Hay seres que poseen el secreto de la vida, son extraños y muy raros. Tan raros que moran en las vísceras de las ranas. Por las noches cuando la luna nos limpia con su frialdad, podemos escuchar a los pequeños duendes que apretando las entrañas de los animalitos quieren comunicarnos ese secreto. Lamentablemente nuestra razón sólo nos permite apreciar el croar de los anfibios…



 Lágrimas




Las lágrimas que no se lloran, las palabras que no se dicen; los abrazos que no se dan; los besos perdidos; las canciones olvidadas… son alfileres de plata negra clavándose en el pecho, son llamas sucias que nos abrasan por dentro. Esperando el llanto; el verbo; el contacto; la música que nos redima y  transforme la pena en alegría.