Páginas vistas en total

miércoles, 21 de agosto de 2013

Hombre-árbol



Como un cromatófago profano tu alma y bebo sus colores
Aspiro tu música tan dulce tan narcótica e implacablemente me embriago
Y con pies de árbol añejo arraigo en tu mente
Tratando de inocular tu corazón con mi savia
Y así alimentarnos mutuamente
Para siempre, como nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario