Páginas vistas en total

martes, 18 de septiembre de 2012

Latencia



La vena late caliente. Sangre comprimida, pupilas dilatadas. Un segundo, una eternidad, una piedra cae en un estanque desantando un lujurioso caudal.
 La yugular, impúdica, ama.
Un delta azulado se dibuja en sus párpados.
Los cuerpos, laxos, yacen uno al lado del otro, unidos, destilando voluptuosidad.
Sus manos tocan una estrella.
El cielo raso los protege.
Viven.

No hay comentarios:

Publicar un comentario