Páginas vistas en total

martes, 29 de mayo de 2012

Ausencia



Siempre fue tu omnipresente ausencia, un vacío que duele pero no desgarra, un pequeño dolor que atormenta todos los días.
Te recuerdo como el recuerdo de un recuerdo. Tu risa, tu olor, tus ojos, el sonido de tu voz, tus abrazos... sólo los puedo imaginar.
En la pequeña inmensidad del cuarto el silencio aturde, la soledad de la noche todo lo abarca y siento frío. Entonces cierro los ojos y te veo, pero no sos vos, sos sólo una representación mental, esa imagen no te pertenece, es mía, sólo mía y la uso para llorarte...

1 comentario:

  1. QUé bueno, Rafa!!! Llegás a conmover con las palabras, y eso es lo que vale. Un abrazo!

    ResponderEliminar