Páginas vistas en total

miércoles, 15 de junio de 2011

El nombre I


El ser humano siempre tuvo la necesidad de identificarse con un elemento que lo designe de una manera  concreta: el nombre.
El nombre de cada persona solía escogerse para transmitir ciertas características o poderes implicados en el mismo, cada nombre tenía un significado especial.
Pero hete aquí que ese elemento tan personal que probablemente llevaremos toda la vida no es elegido por nosotros, nos es dado por nuestros padres según su gusto y placer.
El nombre nos define, alguien dijo alguna vez.
Ernesto Sábato cargó la pesada mochila de llevar el nombre de su hermano fallecido, en su caso ese nombre era una tumba. Sammy Rosembaum fue asesinado sólo por osar llevar el mismo apellido que un nazi siendo Sammy un judío. Eduardo Galeano en cambio eligió llevar el apellido de su madre y para él fue una manera de nacer de nuevo.
El nombre puede marcar nuestro destino, a veces.
Otras veces - la mayoría - el destino viene a nuestro encuentro sin importar cómo nos llamemos…

2 comentarios: